Casa Europa Cantabria en el Día de Europa

El 9 de mayo celebramos el Día de Europa. Escogemos este día porque coincide con el que en París, allá por 1950, el entonces ministro francés de Asuntos Exteriores Robert Schuman, abogó por una nueva forma de cooperación política que hiciera impensables más conflictos bélicos entre las naciones europeas. A esta propuesta, la Declaración Schuman, se la considera el comienzo de lo que es hoy la Unión Europea.

70 años después, vivimos en nuestro país una situación inédita como es el confinamiento generalizado debido a la pandemia generada por el virus COVID-19.

En estos momentos, la solidaridad es más necesaria que nunca. La solidaridad entre personas, entre pueblos, entre comunidades, y por qué no decirlo, entre países.

Es ahora cuando la proyección de la Comunidad Europea adquiere una dimensión global, una referencia para todos y cada uno de los países integrantes de la misma.

Y lo debe ser, tanto para combatir la pandemia generada por el virus, como para ayudar a salir del profundo bache económico a los países afectados. Debemos recuperar nuestra dinámica social y lo debemos hacer entre todos.

Vivimos momentos complejos y difíciles. Donde lo demagógico se enfrenta sin tapujos a lo cabal. Lo egoísta a lo social. Lo tramposo a lo verdadero.

La Unión Europea debe salir de esta crisis más unida, más compacta y más solidaria que cuando entró.

Va por nosotros. Va por todos.

                                                        Casa Europa Cantabria

Cantabria, 9 de mayo de 2020

Esta entrada fue publicada en Casa de Europa. Guarda el enlace permanente.